Las campanadas que anuncian el fin de un año y el inicio del siguiente es un momento mágico que algunas personas aprovechan para pensar en nuevos e interesantes planes para el recién estrenado año. Dejar de fumar, adelgazar, hacer ejercicio, etc. son los objetivos más frecuentes y muchas veces, los más abandonados. Podemos iniciar el año con determinación pero acabamos rindiéndonos a la rutina diaria y dejamos de lado nuestras aspiraciones.

Lograr lo que queremos es fácil según dicen muchos libros de autoayuda, sólo hay que desearlo y proponérselo y así, conseguiremos nuestros objetivos. ¿Es fácil? Entonces, ¿por qué no lo logramos el año pasado? ¿dónde quedaron nuestros deseos del 2008? Quizás nos falta determinación, perseverancia, planificación y una ayudita de las personas que tenemos cerca.

La determinación viene dada por el verdadero deseo de lo que queremos hacer con nuestra vida, clarificar nuestros objetivos, nos ayudará a alcanzarlos y para ello nada mejor que plantearse unas preguntas para el mejor “año nueve”.

La perseverancia es quizás uno de los componentes más difíciles. La mayoría de nosotros, ante cualquier contratiempo, renunciamos a nuestras ambiciones y nos acomodamos con lo que tenemos. La planificación puede ayudarnos a desarrollar y mantener nuestro tesón. Planificar nuestros objetivos dividiéndolos en pequeñas metas cuantificables, fácilmente alcanzables y cuya prosecución nos lleve al objetivo final, nos ayudará a no salirnos de nuestra ‘hoja de ruta’.

Por último, que no menos importante, la ayuda de las personas que nos rodean puede llevarnos al éxito en nuestras metas o al fracaso en caso de no tenerla de nuestro lado. Por eso es importante involucrar a los demás en nuestro proyecto. Compartirlo, pedir consejo y ayuda para cumplirlo y recordarlo siempre que venga al caso a la familia, los amigos, compañeros de trabajo, etc. Por eso funcionan muchas de las asociaciones de autoayuda, porque se ayudan mutuamente en la consecución de un objetivo común.

Por ejemplo, si desea dejar de fumar, para lograr determinación sería bueno recopilar todas las cosas buenas que implicarán el abandono de la nicotina (mejorar la salud, buen aliento, saborear los alimentos, etc.). Para ser perseverante nada mejor que marcarse metas realistas (reducir el consumo de cigarrillos un determinado porcentaje el primer mes, etc.) y contar con los que nos rodean, nuestra familia y amigos que hagan lo posible para lograr nuestro objetivo, quizás alguien quiera dejarlo también.

Para reflexionar, hace unos días tuve la suerte de escuchar una entrevista con Eduard Punset en M80 Radio y con motivo del fin de año, aconsejó a los oyentes a hacerse la siguiente pregunta antes de las campanadas «¿Estoy dónde yo quería estar o estoy dónde los demás han querido que yo esté?» Esto me recordó a la pregunta que se hacía ante el espejo todas las mañanas Steve Jobs, según explicó en un discurso en la Universidad de Standford «Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿Querría hacer lo que voy a hacer hoy? Y si la respuesta era ‘no’ durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo.«

 
¿Qué te has propuesto hacer este año 2009? Recuerda que ha sido elegido como el Año Europeo de la Creatividad e Innovación, así que sé creativo.
 

 

Escribe un WhatsApp
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte?