La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, presentó ayer jueves 18 de febrero, el Protocolo en Trastornos de la Conducta Alimentaria, que tiene como objetivo establecer pautas de actuación en materia de prevención, detección, atención y tratamiento de los problemas emocionales, relacionales, psicológicos y físicos que puedan estar relacionados con la alimentación y la imagen corporal, y que cumplan los criterios diagnósticos de anorexia nerviosa y bulimia nerviosa, sin límite de edad.

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son uno de los problemas de salud mental que acaparan la atención de los profesionales sanitarios y al que hay que dar respuesta a nivel preventivo y asistencial. La prevalencia de los TCA en la población de riesgo, infancia y adolescencia, se sitúa alrededor del 4,75%, siendo del 0,4% para la anorexia nerviosa; el 0,76% para la bulimia nerviosa; y del 3,6% para los casos parciales o Trastornos de la Conducta Alimentaria No Especificados (TCANE).

Su tratamiento, necesariamente multidisciplinar, es difícil y exige en algunos casos ingresos hospitalarios totales o parciales de larga duración, hecho que comporta un gran esfuerzo para el personal y una pérdida de la calidad de vida del enfermo y su familia.

El protocolo ha sido elaborado por un grupo multidisciplinar de profesionales sanitarios del Servicio Canario de la Salud impulsado por el Servicio de Salud Mental de la Dirección General de Programas Asistenciales, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, y fija las bases de la atención a los Trastornos de la Conducta Alimentaria en la Comunidad Autónoma Canaria en los distintos niveles de actuación:

  • Equipos de Atención Primaria
  • Unidades de Salud Mental
  • Hospitales de día
  • Unidades de internamiento en los hospitales generales

Para confeccionar este modelo de actuación, los profesionales sanitarios encargados de su elaboración han tenido en cuenta las siguientes premisas: un programa terapéutico protocolizado, específico, asumido y compartido por todo el equipo asistencial para el tratamiento de los TCA; personal especializado en el diagnóstico, evaluación y tratamiento de los TCA, y un espacio específico para tratar estas enfermedades, condiciones indispensables para que todos los dispositivos logren trabajar de una forma más coordinada, con protocolos de actuación, con el fin de poder dar un mejor servicio.

Para actualizar y ampliar la formación especializada y de Atención Primaria en trastornos de la conducta alimentaria, la Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Salud Mental de la Dirección General de Programas Asistenciales y la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN), ha diseñado un Programa de formación dirigido a profesionales de la red de Salud Mental, de Atención Primaria y a otros profesionales e instituciones que trabajan con estas cuestiones en la Comunidad Autónoma. Estos cursos forman también sobre criterios de diagnóstico y terapias de TCA, y sobre el Protocolo de actuación desde los servicios públicos comunitarios puesto en marcha por la Consejería de Sanidad.
 

. «La Consejería de Sanidad pone en marcha el Protocolo en Trastornos de la Conducta Alimentaria» noticias de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias
. Protocolo de actuación en trastornos de la conducta alimentaria

 

Escribe un WhatsApp
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte?