Contar con ciertas características físicas como la simetría facial o un tono de voz seductor no son suficientes para explicar lo atractivo o no que pueda ser una persona según han demostrado psicólogos de la Universidad de Aberdeen en el Reino Unido en el estudio “Rostros, palabras y cerebro” presentado en el Festival de la Ciencia de Liverpool.

Los autores del estudio, los doctores Jones y DeBruine, entrevistaron a 230 hombres y mujeres sobre distintos aspectos del atractivo sexual y emocional hacia el sexo contrario. Los sujetos del estudio observaron rostros humanos eligiendo aquellos que les resultaban más atractivos. Los resultados mostraron como las probabilidades de ser elegidos se multiplicaban cuando los rostros sonreían o miraban directamente a cámara.

Según explica el Dr Jones en la página web de su Universidad, la capacidad de atracción de un ser humano no es tan sencilla como parecía, es un proceso más complejo que no depende de un único factor como la belleza. Parece que el cerebro combina una serie de factores y elige como atractivas a aquellas personas para las que creemos ser atractivas.

El estudio forma parte de un proyecto más ambicioso que tiene como objetivo indagar el papel de la apariencia física en las relaciones humanas. El proyecto cuenta con dos páginas web que bajo la denominación de Laboratorio de las Caras realizan investigaciones online donde cualquiera puede tomar parte.

 

Escribe un WhatsApp
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte?