La depresión podría ser también un trastorno crónico en la primera infancia según concluye un estudio publicado en la revista “Archives of General Psychiatry” y realizado con el apoyo del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

La psiquiatra infantil Joan L Luby y colaboradores de la Washington University School of Medicine en St Louis estudiaron a más de 300 escolares con edades comprendidas entre los 3 y los 6 años. En sus análisis encontraron que 75 de los escolares cumplían los criterios diagnósticos de depresión mayor, 79 tenían ansiedad u otros trastornos disruptivos y 146 alumnos no cumplían los criterios de ningún trastorno psiquiátrico.

Repitiendo el estudio a los 12 y 24 meses siguientes, los autores encontraron que los preescolares que padecían depresión en la primera evaluación tenían una probabilidad mayor de presentar la misma enfermedad que aquellos alumnos que presentaban otros trastornos mentales o ningún síntoma relevante. Los resultados indicaron que la depresión durante la primera infancia y la historia familiar de trastornos emocionales predicen mejor la depresión adulta que los factores de riesgo o demográficos y que la comorbilidad con otros trastornos.

Finalmente, los autores concluyen que la depresión encontrada en edad preescolar, similar a la depresión infantil, no es un síndrome transitorio del desarrollo, pudiendo mostrar cronicidad y / o recurrencia.

Los trastornos depresivos son lo bastante comunes, recurrentes y en muchos casos crónicos en los adultos, su presentación en niños y adolescentes puede ser mucho más frecuentes que lo diagnosticado y presentan en líneas generales similitudes con la clínica del adulto, matizadas por la etapa evolutiva donde aparecen las manifestaciones sintomáticas.
 
En el estudio realizado por la psiquiatra Joan Luby, que publicamos sólo su resumen pues no tenemos acceso al texto completo, confirma lo conocido desde hace mucho tiempo, la necesidad de un diagnóstico y tratamiento precoz y eficaz. En su investigación demuestra que la depresión también es un trastorno crónico en la primera infancia al seguir evolutivamente a 200 alumnos de educación infantil, entre los 3 y 6 años y durante más de 2 años, comprobando que el 40% de los chicos diagnosticados como depresión, 75 niños del total de la muestra, seguían deprimidos dos años después.
 
Consideramos desde nuestra perspectiva experiencial-clínica utilizar el término de «trastorno crónico» en la primera infancia para la depresión infantil es absolutizar una evolución que no necesariamente es para toda la vida. Al menos en el resumen no se hace referencia a si fueron tratados con intervenciones psiquiátricas o psicológicas lo cual, en nuestra consideración, cambiaría totalmente el pronóstico en cuanto a cronicidad en cualquier trastorno afectivo, de todas formas y al no tener toda la información necesaria dejamos abierto el debate.

. Luby, J. L., Si, X., Belden, A. C., Tandon, M., & Spitznagel, E. (2009). Preschool depression: Homotypic continuity and course over 24 months. Archives of general psychiatry, 66(8), 897-905.
. Fotografía «solitario-chico-niño-triste» de FeeLoona

 

Escribe un WhatsApp
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte?