Seleccionar página

Un equipo médico de la Universidad de Duke ha presentado, durante la reunión científica anual de la Sociedad de la Obesidad en Phoenix, los resultados de un estudio que ha demostrado como la lectura puede ayudar a los niños y niñas con sobrepeso a combatir su obesidad.

Los investigadores pertenecientes al Centro Médico de la Universidad de Duke reunieron a un grupo de niñas de 9 a 13 años con sobrepeso que participaban en un programa de pérdida de peso integral y les pidieron que leyeran la novela de aventuras ‘Lake Rescue’. La lectura, apropiada para su edad, fue producida con la ayuda de pediatras e incluía un estilo de vida saludable y una guía para mantener el peso.

Seis meses después, los investigadores descubrieron que 31 de las niñas que leyeron la novela habían experimentado una disminución significativa en sus puntuaciones de Índice de Masa Corporal (-0,71%) en comparación con el grupo control de 14 niñas (-0,05%) que no habían leído ‘Lake rescue’.

Según explica Sarah Armstrong, directora del Programa de Estilos de Vida Saludables de Duke donde se realizó el trabajo, «este es el primer estudio prospectivo de intervención que descubre que la literatura puede tener un impacto positivo en los cambios de estilo de vida sana en chicas jóvenes».

La obesidad infantil y el sobrepeso está aumentando en todo el mundo y, en concreto en Canarias, la prevalencia es de un 18% para la obesidad y de 32,8% para el sobrepeso. Los investigadores están buscando varios métodos para ayudar a los niños y niñas a mantenerse sanos, perder peso y ser más activos, pero para Armstrong, la mayoría de estos no funcionan muy bien y los métodos eficaces para perder peso suelen incluir medicamentos con poderosos efectos secundarios o procedimientos quirúrgicos.

Aunque la disminución del índice de masa corporal atribuido al libro es pequeña, Armstrong señala que cualquier reducción de este índice en la infancia es alentadora ya que el IMC suele aumentar en los niños a medida que crecen y se desarrollan. Esto es una progresión natural pero en los niños con sobrepeso el IMC suele aumentar más deprisa. «Si el percentil de IMC disminuye, eso significa que están perdiendo peso o aumentando en estatura y no cogiendo peso. Ambos son indicadores positivos en los niños que intentan perder peso», explica Armstrong.

Para finalizar, la autora del estudio indicó que la idea de que un libro puede influir positivamente en la pérdida de peso y en la disminución del IMC es «alentadora porque es bastante fácil de implementar», siendo además «una opción bienvenida a un mundo donde no hay una gran cantidad de alternativas”.

. Moreno, J. (2008) La lectura puede ayudar a los niños con sobrepeso a combatir la obesidad. Medicina para el siglo XXI.
.Bravender, T., Russell, A., Chung, R. J., & Armstrong, S. C. (2010). A “novel” intervention: a pilot study of children’s literature and healthy lifestyles. Pediatrics, 125(3), e513-e517.
. Fotografía children-studying de sof_sof_0000